domingo, 14 de marzo de 2010

Fenómeno meteorológico que se produce en el sur del lago de Maracaibo en Venezuela.


El relámpago del Catatumbo es un singular fenómeno meteorológico que se produce en el sur del lago de Maracaibo en Venezuela, cuyo nombre proviene del río Catatumbo.

Este fenómeno se caracteriza por ser un relámpago casi continuado y silente (especialmente por las grandes distancias), que se produce en nubes de gran desarrollo vertical formando arcos eléctricos entre los 2 y los 10 kilómetros de altura (o más), a medida que los vientos alisios penetran en la superficie del lago en horas de la tarde (cuando la evaporación es mayor) y se ven obligados a ascender por el sistema montañoso de Perijá (de 3.750 msnm) y la Cordillera de Mérida, el ramal venezolano de los Andes (de 5.000 msnm, aproximadamente). El origen de este fenómeno está en el efecto orográfico de estas cordilleras que encierran y frenan a los vientos del noreste produciéndose nubes de gran desarrollo vertical, concentradas principalmente en la cuenca del río Catatumbo. Este fenómeno es muy fácil de ver desde cientos de kilómetros de distancia, es decir, desde el propio lago (donde no suelen presentarse nubes durante la noche) por lo que también se conoce como el Faro de Maracaibo, ya que las embarcaciones que surcaban la zona podían navegar durante la noche sin problemas en la época de la navegación a vela. Tiene una ocurrencia anual de 140 a 160 noches o más, durando hasta 10 horas por noche y produce hasta 280 descargas por hora. Además, estas tormentas eléctricas producen un elevado porcentaje de toda la capa de ozono generada a escala mundial por lo que el relámpago del Catatumbo puede considerarse como uno de los principales regeneradores individuales de la capa de ozono del planeta, pues produce aproximadamente 1.176.000 descargas eléctricas atmosféricas. El origen de esta formación de ozono se encuentra en la ionización de los gases atmosféricos con las intensas descargas eléctricas.

Lamentablemente el Relámpago del Catatumbo registra una inusual desaparición que alarma a los conservacionistas y ambientalistas venezolanos.

La sequía en la que el fenómeno natural “El Niño”, ha sumido a Venezuela en el último año, parece ser la responsable de la desaparición temporal mas larga en los últimos 104 años, para el” Relámpago del Catatumbo”.

Erik Quiroga, ambientalista venezolano, refirió que desde finales de Enero hasta el día de ayer, no se observo en las cercanías a la cuenca del rió Catatumbo, el resplandor del relámpago, siendo allí donde se genera el fenómeno.

Desde 1947 Venezuela no es victima de una sequía tan dura, lo que sin duda alguna no solo afecta a los venezolanos, sino también sus parques nacionales, sus atractivos naturales como lagunas y el imponente” Relámpago del Catatumbo”.

A inicios de diciembre del 2009, se advirtió sobre la posible desaparición de este fenómeno, no solo por la sequía que asota al país, sino también por la poca protección del “Parque Nacional de Ciénagas”.

“La extrema sedimentación del Catatumbo y deforestaciones que están degradando los pantanos del Parque Nacional las Ciénagas”, son causas e inconvenientes que forman parte del problema.

El” Relámpago”, es una fuente de ozono, y el primer generador de electricidad de origen tormentoso del planeta. Si el “Relámpago del Catatumbo” fuera declarado “Patrimonio natural de la UNESCO”, las posibilidades de que los organismos competentes le prestaran atención fuera mayor, aseguró el ambientalista.

De conseguirse que la “UNESCO”, se interese en el “Relámpago del Catatumbo”, éste seria el primer “Fenómeno Meteorológico Patrimonio Natural de la Humanidad”


Hasta la próxima reflexión! ;-)




Hagamos turismo Nacional.... Vale la pena!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada